19 de octubre de 1944 nace Peter Tosh en Westmoreland, Jamaica.


 Fue un músico de reggae jamaiquino, defensor de los derechos humanos y activista pro-legalización del cannabis. Formó parte en sus principios del grupo The Wailers, para luego tener una exitosa carrera como solista, además de ser uno de los más famosos representantes del movimiento Rastafari. Impulsó y difundió, al igual que Bob Marley, el reggae por todo el mundo y es considerado uno de los mejores artistas de reggae de todos los tiempos. Su firmeza en la lucha contra el sistema, su rechazo a la utilización bélica de las armas nucleares, la defensa de los derechos humanos y el rechazo público al Apartheid (fue el primer gran compositor que se mostró en contra abiertamente), además de la legalización de la marihuana son unos de los temas fundamentales de la vida y la carrera musical de Peter Tosh. Crítico con la política de su país y global, llegó a decir: "La verdad ha sido calificada como ilegal. Es peligroso tener la verdad en tu poder. Puedes ser culpable de un delito y condenado a muerte". "Equal Rights", su éxito de 1977, incluye la conocida frase, repetida años después en muchas protestas "Yo no quiero paz, quiero igualdad y justicia". Una de sus decisiones más conocidas fue cuando hizo perder a sus productores 78.000 dólares por no tocar en Israel, ya que los israelitas le vendían armas al Apartheid de África en ese tiempo. Nació en un pequeño pueblo rural de Jamaica, llamado Westmoreland, de unos padres demasiado jóvenes como para hacerse cargo de él. Su madre, Alvera Coke dejó que fuese criado desde los tres años por su tía. Como aseguró refiriéndose a su infancia en una entrevista con Roger Steffens acerca de la influencia que su tía había tenido para él: "…no tuvo nada de influencia en mi. Yo tenía tres años físicamente, pero cincuenta años de mentalidad. Crecí con una mente madura, capaz de distinguir lo que es correcto y justo, no como mis padres…". Peter Tosh, que no conoció a su padre, James McIntosh sino hasta los 10 años, se dio cuenta que aquel predicador de la iglesia local, que supuestamente era su padre, tenía numerosos hijos con otras mujeres y además se negaba a admitirle como propio. En una entrevista dijo "…mi padre, es un mal hombre, un bribón. Lo que él hace para la vida es darse la vuelta y dejar un millón de niños detrás de él. Yo tengo tantos hermanos que no me conocen… ". En su infancia tuvo una educación cristiana, asistiendo a la iglesia local a diario. Su experiencia allí, cantando en el coro y aprendiendo a tocar el órgano fueron los primeros contactos de Peter con la música. Preguntado por si se acordaba de la primera vez que tocó la guitarra, éste respondió en una ocasión: "El lunes aquel por la mañana que cogí la guitarra, me quedé tan hipnotizado que no me di cuenta sino hasta la tarde del tiempo que había pasado, y para entonces ya había creado una melodía". Esta infancia tan dura fue lo que a la larga desarrolló en Tosh un fuerte carácter, gran ironía y una gran autosuficiencia y espíritu luchador. En 1956, Peter y su tía se mudaron a Denham Town, en Kingston, capital de Jamaica. Pero un año después, cuando él tenía quince años de edad, su tía murió y fue a vivir con un tío en la calle West, en Trenchtown. Llegó a afirmar en una entrevista: "...tener amigos es muy peligroso, pues una vez se han ganado tu confianza, no sabes distinguir cuando te ayudan o cuando te pueden traicionar". Esto sería premonitorio, y así en 1987, cuando Tosh parecía caminar hacia un renacimiento de su carrera, el 11 de septiembre, justo después de que regresara a su hogar en Jamaica, una pandilla de tres hombres llegó a su casa pidiéndole dinero. Tosh respondió que no tenía nada con él, pero no le creyeron. Se alojaron en su residencia durante varias horas en un intento de extorsionar a Tosh. En ese momento, llegaron muchos de los amigos de músico para darle la bienvenida tras su regreso a Jamaica. Eso incrementó la frustración de los hombres armados, sobre todo el líder de la banda, "Leppo" Lobban Dennis, de quien Tosh se había hecho amigo y al que trató de ayudar a encontrar trabajo después de una larga condena en prisión. Al parecer, "Leppo" Lobban Dennis puso una pistola en la cabeza de Tosh y disparó dos veces, causándole la muerte. Los hombres armados comenzaron a disparar, hiriendo a varias personas y matando al disc jockey Jeff "Free Me" Dixon. "Leppo" se entregó a las autoridades. Fue condenado a muerte, pero su sentencia fue apelada en 1995 y permanece en prisión. Muchas fueron las especulaciones sobre la muerte de Peter. De los asesinos de Tosh sólo se entregó Dennis ‘Leppo’ Lobban, a quien, paradójicamente, Tosh había ayudado a rehacer su vida tras su salida de la cárcel. De los otros dos nunca se supo nada, aunque se rumorea que fueron baleados en las calles como venganza. Así murió una gran figura del movimiento rastafari, luchador y ferviente activista por la legalización de la marihuana y contra el apartheid, promotor de un nuevo orden social, que quiso terminar con la corrupción, los abusos y la hipocresía que azotaban (y azotan) a Jamaica y el mundo. Para muchos fue la estrella más importante del Reggae Político, que pasó también por el ska y el rocksteady en algunas de sus épocas. El legado de Peter Tosh no se olvidará nunca mientras aún existan almas rebeldes e insumisas que quieran escuchar su mensaje y luchar por los derechos de los hombres. En agosto de 2012 se anunció que Tosh sería galardonado con el cuarto título de mayor honor en Jamaica, "The Order of Merit", en octubre de ese mismo año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que te parece esto???